Los Seattle Seahawks y los Baltimore Ravens han mostrado interés en Antonio Brown, Sin embargo Garafolo también mencionó que ambos equipos manifestaron estar en conversaciones al mismo tiempo con Josh Gordon, quien también sería una notable mejora para los Seahawks en la posición de receptor abierto.

 Ya sea Brown o Gordon, o tal vez incluso Dez Bryant o Martavis Bryant, Seattle espera sumar a cualquiera de ellos a su grupo de receptores abiertos esta temporada baja en un esfuerzo por competir por un Super Bowl.

Aunque fuentes cercanas al equipo de Seahawks han asegurado que Brown es la apuesta segura, las dudas sobre su situación legal es lo que aleja esa posibilidad. En los últimos meses el ex jugador de los New England Patriots ha protagonizado altercados con vecinos, enfrentamientos con la policía a causa de una denuncia de un residente y una demanda por violencia doméstica.

Bronw ha aprovechado esta temporada baja para entrenar y ponerse a tono con la esperanza de volver a la NFL, pero ciertamente su historial de problemas legales pone a pensar a los equipos.