Llevaba algunas semanas dejándolo entrever, pero finalmente Katy Perry confirmó que empezará a trabajar muy pronto en un nuevo álbum, además de que se alista en una flamante gira de conciertos que llevará a la intérprete a recorrer una vez más el planeta, en esta ocasión junto a su pequeña Daisy Dove, fruto de su relación con Orlando Bloom.

La cantante explicó sus planes en una conversación que sostuvo con su buena amiga Drew Barrymore. “Probablemente escribiré y grabaré un nuevo disco pronto, y saldré de gira después, lo que va a ser genial”, admitió en su entrevista con la afamada actriz, quien no pudo disimular su entusiasmo ante la noticia.

A principios de este verano, Katy reveló que su próxima gira mundial trataría de mantener el equilibrio entre sus éxitos del pasado y aquellos temas que han funcionado muy bien durante su actual residencia de conciertos en Las Vegas, que finalizará en marzo de 2023.

“Tengo las suficientes canciones para organizar un gran espectáculo, del que podrán disfrutar todos aquellos con edades comprendidas entre 8 y 80. Esas canciones me han llevado a visitar todo el mundo, y llevo ya tres giras mundiales encima. Y necesito volver a la carretera, porque el mundo cambia constantemente y hay fans nuevos cada día”, expresó la cantante hace unos meses.

Hace unas semanas, la propia estrella del pop dejó claro que tanto su carrera como su vida personal se encuentran en perfecta armonía, es por eso que, según fuentes cercanas, la cantante y su pareja Orlando Bloom se habrían animado a darle un hermanito o hermanita a su pequeña Daisy Dove.

Su dinámica familiar funciona a la perfección y eso les habría generado una motivación extra a la hora de intensificar sus responsabilidades familiares.

“Katy y Orlando están más enamorados que nunca y les encantaría ampliar su familia”, señaló un informante a Entertainment Tonight. “Lo están haciendo muy bien con Daisy y su relación es más fuerte que nunca. Se les da muy bien ser papás”, añadió la misma fuente sobre la ilusión del nuevo proyecto en el que se embarcará la pareja.

Katy Perry y Orlando Bloom llevan tres años comprometidos y aún no se ve para cuando vayan a celebrar la boda.

Tras haber tenido que posponer la boda por las restricciones establecidas a raíz de la pandemia del coronavirus, se esperaba que la pareja llegara al altar este mismo verano, pero de momento no hay novedades al respecto.