Las declaraciones iniciales que según la epidemióloga fueron mal interpretadas, fueron dadas desde Ginebra en una transmisión en vivo donde trataban de dar respuestas a varias preguntas.

Durante una sesión de preguntas en vivo, que se realizó este lunes desde Ginebra, Maria Van Kerkhove, directora técnica de la OMS para la respuesta al coronavirus y jefa de su unidad de enfermedades emergentes y zoonosis, dijo que “todavía parece raro que una persona asintomática realmente transmita a un individuo secundario”.

Sin embargo, este martes, la misma Kerkhove, aclaró que la posibilidad de que los contagiados por coronavirus y sin síntomas puedan transmitir menos la enfermedad no ha quedado demostrado, contradiciendo así sus declaraciones previas.

La experta y responsable técnica de la célula de gestión de la pandemia en la OMS, aseguró que todo había sido un “malentendido”, ante la sorpresa que provocaron sus declaraciones del lunes, cuando indicó que ese tipo de contagios por parte de personas asintomáticas eran “muy inhabituales”.

“La mayor parte de la transmisión que conocemos es que las personas que tienen síntomas transmiten el virus a otras personas a través de gotitas infecciosas, pero hay un subconjunto de personas que no desarrollan síntomas y realmente entienden cuántas personas no lo hacen, todavía no tenemos esa respuesta “, dijo Van Kerkhove y agregó que están intentado recibir más información de países para responder verdaderamente a esa pregunta.

Ante las primeras declaraciones de Kerkhove una parte de la comunidad científica mostró su sorpresa.

“No es científicamente posible afirmar que los portadores asintomáticos del SARS-CoV-2 son poco contaminantes”, afirmó un doctor francés, Gilbert Deray, en su cuenta Twitter.

Sin embargo, Van Kerkhove instistió este martes en que “a lo que me refería ayer en la conferencia de prensa fueron muy pocos estudios, unos dos o tres estudios publicados que realmente tratan de seguir casos asintomáticos, por lo que las personas que están infectadas, con el tiempo, y luego examinan todos sus contactos y ver cuántas personas adicionales se infectaron “, explicó la epidemióloga.

“Utilicé la expresión ‘muy inhabitual‘ pero es un malentendido, me refería a un pequeño grupo de estudios”, aseguró Kerkhove.