Sábado, Mayo 30, 2020
Sábado, 22 Febrero 2020 21:25

Corona de zirconio

Valora este artículo
(0 votos)

La corona de zirconio es una funda dental hecha con un material que está compuesto por cerámica y es uno de los productos más demandados actualmente por los pacientes, ayuda en la rehabilitación de la boca. Además, es una gran solución estética para los usuarios de este tratamiento.

Algunos de los beneficios que podemos observar es que el material zirconio cuenta con mejores propiedades que otros como puede ser la porcelana que se crea a través de un largo proceso de fabricación.

Las carillas de zirconio se construyen mediante un mismo cristal, por tanto, la pieza dental es más resistente y pura que otras que necesitan un mayor tratamiento a la hora de construirlo.

Para aquellas personas que son alérgicas al metal o a cualquier otro material pueden tener complicaciones en el momento de llevar a cabo un tratamiento con piezas que están formadas por mezclas de distintos materiales o por metal. Sin embargo, el zirconio es completamente biocompatible. Además, destaca por los siguientes motivos:

• Cuenta con una apariencia dental natural y de mayor estética.
• No se nota la diferencia con las otras piezas dentales.
• No es necesario tener especialmente cuidado en el momento que comemos cualquier alimento, ya que es bastante resistente.
• Al igual que las otras piezas dentales, se puede pasar el hilo dental entre medio de la corona de zirconio sin problemas.
• Con las piezas de metal o porcelana, con el tiempo la parte de la encía comienza a verse más oscura. Sin embargo, no sucede lo mismo con las carillas de zirconio.
• Tampoco se oscurece o mancha la corona de zirconio, actuando como si un diente natural se tratase.

Es cierto, que no hablamos de desventajas o inconvenientes cuando mencionamos las coronas de zirconio, pero es el siguiente paso a una evolución en la salud bucodental.

Hay que tener en cuenta que cada tratamiento tendrá un precio diferente, dependiendo de las necesidades de cada paciente. Según la pieza dental que necesite, la estructura de la boca y el número de fundas que necesite la persona, entre otros detalles a tener en cuenta.

Visto 164 veces