Lunes, Enero 27, 2020
Martes, 24 Diciembre 2019 20:06

Ferrari recibió "un baldazo de agua fría" en Melbourne

Valora este artículo
(0 votos)

Ferrari pensó que tenía medio segundo de ventaja tras la primera semana de la pretemporada 2019 y confiaba en luchar con Mercedes antes de recibir "un baldazo de agua fría" en Australia.

El debut de la SF90 en Barcelona dejó a Ferrari y a sus pilotos optimistas tras la primera semana de pruebas, y si bien Mercedes terminó la segunda semana sólidamente, parecía que Ferrari aún llevaba la ventaja en el rendimiento.

Sin embargo, Mercedes dominó la primera ronda de la temporada en Australia –y ganó las primeras ocho carreras, con cinco 1-2 consecutivos- mientras que Ferrari ni siquiera llegó al podio en Melbourne.

Reflexionando sobre la temporada de Ferrari, el jefe del equipo, Mattia Binotto, dijo a un grupo de periodistas entre los que se encontraba Motorsport.com en una comida de prensa que su optimismo y expectativas cambiaron drásticamente tras las pruebas.

"Ciertamente fuimos veloces en la primera semana", dijo Binotto. "Fuimos muy sólidos".

"Pensamos que teníamos una clara ventaja de rendimiento sobre todos los competidores, para ser sincero, que más o menos en la primera semana estábamos medio segundo más rápidos que el resto de los equipos".

"En la segunda semana (de la pretemporada) Mercedes trajo mejoras. Si repasamos el clasificador general de los mejores tiempos de la segunda semana, cuando todo el mundo estaba intentando configuraciones de poco combustible y estaba comenzando a empujar con el moto de motor, hicimos exactamente el mismo tiempo de vuelta de (Lewis) Hamilton".

Binotto dijo que Sebastian Vettel y Charles Leclerc reportaron mucho agarre en la parte trasera del auto y una sólida estabilidad al frenar en la pista de Barcelona, que había sido reasfaltada.

Esas áreas se convirtieron en debilidades para Ferrari, dañando su velocidad a una vuelta y su gestión de los neumáticos y limitando la confianza de Vettel en particular, pero no fue algo aparente de inmediato.

"Pienso que aún teníamos una gran confianza con nuestro rendimiento (tras las pruebas)", dijo Binotto. "Camino a Australia teníamos un muy buen nivel de confianza de que podríamos luchar por la victoria".

"Pero una vez allí fue un baldazo de agua fría para todo el equipo. Nos dimos cuenta que nuestro rendimiento no era lo suficientemente bueno".

"Había buenas razones para no tener un gran rendimiento, hicimos una mala elección en cuanto a la gestión de la refrigeración y la unidad de potencia, hubo algunas cosas que estuvieron mal. Pero en general éramos muy lentos en comparación con nuestra expectativa".

Cuando Leclerc clasificó en la pole y casi ganó la siguiente carrera en Bahréin, Binotto esperaba que Australia haya sido solo "una pesadilla".

Sin embargo en los grandes premios subsiguientes Ferrari se dio cuenta cuánto trabajo necesitaba por delante.

"Y como nos tomó mucho tiempo, esta fue la primera debilidad de nuestra temporada", dijo Binotto.

Sin embargo, Binotto destacó a Ferrari por la manera en que respondió a esos problemas.

"El equipo tuvo el espíritu correcto", dijo. "Si bien no acortamos la brecha por completo, especialmente en las curvas, creo que en la segunda mitad de la temporada afrontamos positivamente los problemas que teníamos".

Visto 44 veces