A pocos días de cumplir 54 años, el próximo 30 de junio y 15 años después de su último combate oficial, Mike Tyson está decidido a volver al cuadrilátero y por eso se entrena prácticamente sin descanso todos los días. Esta vez, la idea del retorno al boxeo tiene que ver con la solidaridad, ya que lo recaudado será destinado a ayudar a los sin techo y a quienes están luchando contra las drogas.

Mientras espera la confirmación de su rival, Tyson continúa entrenándose y en los últimos meses perdió 45 kilos gracias a una dieta vegana y a una rutina exigente que también le permitieron dejar atrás el alcohol, las drogas y la depresión, algo que le ha valido muchos elogios y ha generado expectativa sobre su regreso.

Ahora, el neoyorquino volvió a ser noticia ya que subió a sus redes sociales un video en el que por primera vez en mucho tiempo se lo vuelve a ver arriba del cuadrilátero, entrenando a un ritmo frenético y dando unos golpes que verdaderamente meten miedo.

La última pelea como profesional del pugilista fue en 2005 cuando enfrentó al irlandés Kevin McBride, quien humilló a la leyenda al mandarlo a la lona. Tyson perdió tres de las últimas cuatro peleas que sostuvo, dos de ellas por nocaut y la restante por abandono.