La combinación de las costillas de puerco con la miel resulta una preparación deliciosa e ideal para el almuerzo, acompañada de ensalada o puré de papas. Un clásico para el 4 de julio.

Ingredientes:

• Costillar de cerdo (para 2 personas)
• 6 cucharadas de miel
• 4 cucharadas de salsa de soja
• 2 cucharadas de azúcar moreno
• 1 cucharada de sal
• 1 cucharadita de ajo en polvo
• Pimienta y orégano al gusto
• 1 hoja de laurel
• Aceite de oliva

Preparación:

• Precalentar el horno a 180 ºC.

• Colocar el costillar en una bandeja profunda para horno y que esté previamente untada con aceite de oliva.

• Separa las costillas y aderézalas con las 2 cucharadas de azúcar moreno, la sal, el ajo, la pimienta y el orégano. Esparce muy bien el condimento, tapa la bandeja con papel aluminio y luego lleva al horno durante media hora.

• La salsa se prepara mezclando en un recipiente las 4 cucharadas de salsa de soja con la miel y la hoja de laurel.

• Una vez que haya pasado la primera media hora de cocción de las costillas, abre el horno, retira el papel aluminio y, con la ayuda de un pincel de cocina, barniza las costillas por delante y por detrás con abundante salsa. Sin tapar con el papel aluminio, deja cocinar durante media hora más.

• Transcurrida la segunda media hora deberás subir la temperatura del horno a 200 ºC o 225 ºC, si aún te queda salsa disponible barniza una vez más las costillas y deja cocinar durante 20 minutos a fuego alto para que se doren.

• Luego de 10 minutos voltea las costillas para que queden doradas por ambos lados. Puedes dejarlas algunos minutos más si ves que aún les falta un poco.

• Retira del horno las costillas a la miel y sírvelas con la guarnición que más te guste.