¡Llega la época más feliz del año! Pero también los días donde más excesos y comidas se llevan a cabo, dos factores que pueden afectar muy negativamente a tu cavidad oral. Esto ocurre, sobre todo, por el aumento considerable del consumo de dulces, así que, es tremendamente importante extremar la prevención y cuidar tu salud oral en Navidad.

Estas son nuestras recomendaciones para conservar una dentición sana y bonita durante estas fechas, ¡y para toda la vida!

Cepillar los dientes 3 veces al día
Después de cada comida o, como mínimo, 3 veces al día, es totalmente obligatorio cepillarse los dientes. Completa tu higiene oral con el uso de hilo o seda dental, cepillos interproximales o irrigadores para llegar a esos rincones donde el cepillado tradicional no puede llegar.

No abusar del turrón
Esta “delicatessen”, junto con los mazapanes, son los dulces típicos de la Navidad. Pero, ¡cuidado! Al presentar tanta dureza, pueden ser los causantes de sufrir una fractura dental. Contiene menos azúcar que otro tipo de turrones como el blando o el de chocolate, pero, como puedes comprobar, tiene también sus riesgos.

Cuidado con el azúcar
Las bebidas y alimentos azucarados, junto con una higiene bucodental deficiente, son la causa principal de la aparición de caries. Sabemos que son fechas complicadas para evitar del todo el azúcar, ¡pero intenta restringir lo posible su consumo!

Además, las bebidas carbonatadas, con o sin azúcar, pueden deteriorar tu esmalte, debido al ácido que contienen. ¡No abuses de ellas!

Si sigues estos consejos de tu dentista, gozarás de una sonrisa sana para lucir en estas fiestas. Eso sí, cualquier problema dental que se te presente, ¡no dudes en contactar a tu dentista! ¡Feliz Navidad!