El aislamiento absoluto es una técnica utilizada en odontología que ofrece diferentes ventajas. El principal objetivo es evitar la contaminación del campo operatorio. Este, se realiza con un dique de goma de latex (también existen de polivinilo para alérgicos al latex) que tiene diferentes tamaños y grosores.

El dique se perfora, con un perforador creando agujeros de diferentes tamaños por donde pasan los dientes, se fija con un clamp (o grapa) en dientes que no vayan a ser tratados y posteriormente se coloca un arco con lo sostiene en tensión. El dique actua como una barrera física durante los tratamientos de estética, operatoria y endodoncia.

Al utilizar la turbina u otro material rotatorio se generan aerosoles que se mezclan con la saliva del paciente, con el aislamiento absoluto podemos reducir la carga viral hasta un 70%.

Ventajas al utilizar el aislamiento absoluto incluyen:

• Reducir el reflejo nauseoso
• Evitar la deglución de material y/o instrumental.
• Reducción de la presencia de fluidos en el campo operatorio, manteniendo así las propiedades de los materiales a utilizar. La adhesión de ciertos materiales, como cemento adhesivo, composites, disminuye en presencia de fluidos.
• Ahorro de tiempo en el tratamiento.
• Reducción de contaminación. Con el aislamiento, reducimos la contaminación microbial, consiguiendo un medio seco y limpio.