Todos los fabricantes están en transición hacia la electrificación y Maserati no es la excepción. Su nueva etapa comienza con el Ghibli Hybrid que ha presentado hoy es el primer paso de una estrategia que tendrá su culmen con la revelación del superderportivo MC20, también electrificado, allá por septiembre.

La versión híbrida de la berlina Ghibli, que comenzará a vender en septiembre, será la gran novedad de la gama 2021, que tendrá también más modificaciones, especialmente porque la variante de propulsión mixta ‘enterrará’ definitivamente a los diésel. Estéticamente habrá novedades, como también en el apartado de info-entretenimiento y conectividad.

Para hibridar al Ghibli, Maserati recurrirá a un sistema eléctrico de 48 voltios que alimenta a un generador BSG que apoyará a un motor Multiair 2.0 de cuatro cilindros con turbo y compresor eléctrico. Este último elemento, una de las claves del nuevo modelo y denominado e-Booster, opera en bajas revoluciones, eliminando casi por completo el retardo del turbo.

El motor térmico ha sido rediseñado y recalibrado para lograr el rendimiento que se espera de un Maserati. De hecho, su potencia total será de 330 caballos, es decir, más que el actual Ghibli diésel. Si a esto le sumamos que, según el fabricante italiano, el Ghibli Hybrid conseguirá el par del diésel y emisiones menores… encontramos la justificación a la decisión de eliminar el propulsor de gasóleo.

El Ghibli Hybrid combina un motor de cuatro cilindros con un sistema eléctrico de 48 voltios con un compresor eléctrico adicional.

Las prestaciones anunciadas por Maserati se refieren a una aceleración de 0 a 100 km/h en 5,7 segundos y una velocidad máxima de 255 km/h. Los consumos y emisiones no están aún homologados oficialmente, pero estarán por debajo de los 10 litros y en el entorno de los 200 gr/km (según Maserati, serán un 25% inferiores a la del Ghibli V6 y prácticamente idénticas a las del diésel). Las cifras se combinarán con las sensaciones, ya que la firma del tridente ha trabajado especialmente en conseguir un sonido deportivo tan evocador como el de sus modelos térmicos.

Estéticamente. el Ghibli Hybrid se distinguirá del resto por los detalles en azul, el color elegido por la marca del tridente para identificar a sus modelos electrificados. Veremos esa tonalidad en los marcos de la parrilla, las branquias de las aletas, el pilar C y las pinzas de freno, así como en las costuras del interior.