Estos macarrones gratinados con espinacas y bechamel son una auténtica delicia en estado puro. Los macarrones son esa pasta que siempre tenemos en la cocina preparada para la acción, un tipo de pasta que gusta a toda la familia y se prepara muy rápidamente.

La vamos a completar con el toque de verdura, gracias a unas espinacas frescas que nos ayudarán a darle color y sabor. El mar de bechamel con el que gratinaremos estos macarrones le darán la cremosidad y la gracia necesarias para triunfar. Atrévete a probar unos macarrones gratinados con espinacas y bechamel deliciosos y muy fáciles de preparar.

Ingredientes:

•300 gr de macarrones

•300 gr de espinacas

•Bechamel

•6 lonchas de bacon

•1 cebolla

•Queso rallado

•Aceite de oliva

•Sal

Preparación:

1.Empezamos esta receta preparando la bechamel. Vamos a poner una cucharada de mantequilla en un cazo. Cuando se haya fundido ponemos una cucharada de harina.

2.Tostamos este ingrediente un poco antes de ir añadiendo poco a poco la leche, cuando tenga la consistencia adecuada, salpimentamos al gusto.

3.Seguimos con estos impresionantes macarrones, pelamos la cebolla y la cortamos en trocitos lo más pequeños posibles. Pochamos la cebolla con un poquito de aceite y salpimentamos.

4.Le añadimos cuando la cebolla esté tierna el bacon troceado. Podemos ponerle un poco de jamón, es un buen complemento.

5.Mientras tenemos estas delicias cocinándose. Herviremos las espinacas. Las podemos comprar frescas o cocinadas, en cualquier caso, estarán increíbles.

6.Las espinacas tardarán unos 5 minutos en estar en su punto. Las retiramos del fuego y escurrimos. Las troceamos un poco para que queden mejor, de esta manera se mezclaran con la salsa.

7.Ponemos las espinacas con la bechamel, le añadimos el bacon y la cebolla. Ponemos en el fuego a la espera de tener los macarrones listos.

8.Cocinamos los macarrones con agua y sal. Tardarán unos 7 minutos en estar listos, dependiendo del tipo de pasta puede ser menos. Es importante escoger el tipo de pasta que más nos interese, integrales o de verduras le pueden dar un plus de fibra a este plato.

9.Con todo listo preparamos la fuente para el horno. Ponemos los macarrones con la bechamel y el resto de los ingredientes por encima.

10.Coronamos el plato con un poco de queso rallado. Vamos a gratinar estos macarrones en el momento de la comida o cena. A 180º tardarán unos 7 minutos en estar listos, el tiempo justo de poner la mesa y preparar las bebidas.