Antes de comenzar un proyecto de remodelación en un sótano, inspeccione cuidadosamente en busca de cualquier señal de problemas estructurales en los cimientos. Revise los cimientos por dentro y por fuera para asegurarse de que estén a plomo y niveladas. Es normal que existan ligeras variaciones, pero las paredes de los cimientos no deben estar visiblemente arqueadas o inclinadas. Revise todas las puertas y ventanas; deben también estar a plomo y niveladas, y las unidades deben operar suavemente.

A veces las líneas de los techos están combadas debido a una construcción de mala calidad, pero muchas veces pueden ser un indicativo de que también existen problemas estructurales en los cimientos.

De ser necesario, corra líneas de hilo a lo largo del interior y el exterior de las paredes de los cimientos para ver si están combadas. Coloque un nivel de 6 pies a lo largo de las paredes en diferentes lugares para revisar que estén a plomo. No es poco común que los cimientos estén descuadrados, y puede ser el resultado de una mala mano de obra al momento de formar y verter.

Pero las paredes descuadradas y las grietas cerca de una esquina son indicativo de un problema más grande que requiere de una inspección más profunda para buscar problemas estructurales en los cimientos Una combinación de grietas y movimiento significa que se requieren reparaciones. Las paredes que están fuera de plomo por más de 3 pulgadas deben ser reparadas de inmediato.

Lectura de las grietas

Todas los cimientos se estabilizan y es muy común tener ligeros agrietamientos en las planchas. Por lo general, si estas grietas son de menos de ⅛ de pulgada y no hay movimiento en ninguno de los lados de la grieta, el problema es sólo cosmético.

No sucede lo mismo con las paredes de bloques de mampostería. Tener agrietamientos verticales sin movimiento es común, pero los agrietamientos de ángulos agudos o de “escalón”, e incluso pequeños agrietamientos dentro del bloque y no en la juntura son indicativos de un problema más grande. Tener agrietamientos horizontales en cualquier tipo de cimientos es el peor de los casos posibles y usualmente se requiere el reemplazo total de los cimientos.

Las grietas estructurales comunes, o aquellos que debe ser reparados, son aquellos que se extienden en ángulo desde las esquinas inferiores de la pared y están acompañados de grietas verticales en el centro. Estos problemas los causa ya sea la tierra que se hincha o la tierra que se deseca, y se requiere de un sistema de abrazaderas para las paredes o de un sistema de apuntalamiento para cimientos para restringir y estabilizar la pared y evitar más movimiento.

Los sistemas de abrazaderas para las paredes varían, pero los más típicos incorporan la instalación con pernos de abrazaderas de acero a lo largo de la pared o adherir una malla de fibra de carbón a la pared con un epoxi.

En cualquiera de los casos, consulte con un profesional certificado.