Si quieres preparar algo gourmet y muy original esta deliciosa langosta al café originaria de Cuba será la sensación para tu próximo evento. La cremosidad de la salsa con el toque del Café y la suavidad de la langosta serán una explosión de sabores en tu paladar.

Ingredientes:

2 langostas cocida
2 cucharadas de aceite de oliva
1 cucharada de e chalote finamente picado
1 diente de ajo finamente picado
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de pimienta
3 cucharadas de mantequilla
3 cucharadas de harina
2 tazas de leche de vaca
1 cucharadita de sal
1/2 cucharadita de pimienta blanca
1/2 cucharadita de nuez moscada
1/4 de taza de queso parmesano
1/4 de taza de queso cheddar
3 cucharadas de mantequilla
1/3 de taza de cebolla finamente picada
1/4 de taza de coñac
1/4 de taza de vino blanco
1 taza de champiñón
2 cucharadas de Café
2 cucharadas de queso parmesano para gratinar al gusto de café triturado para decorar

Preparación:

• Precalienta el horno a 180°C.
• En una tabla con ayuda de un cuchillo saca la pulpa de la cola de langosta y córtala en trozos medianos. Reserva el caparazón de la langosta.
• En un bowl agrega la langosta, el aceite de oliva, el echalotte, el ajo, la sal y la pimienta y mezcla hasta incorporar todos los ingredientes. Reserva.
• Para la salsa bechamel, en una olla a fuego medio derrite la mantequilla, agrega la harina y con ayuda de una cuchara de madera mueve hasta tener una mezcla homogénea, cocina hasta que cambie de color y añade poco a poco la leche.
• Lleva a ebullición y baja el fuego, cocina alrededor de 10 minutos sin dejar de mover, hasta espesar. Sazona con sal, pimienta y nuez moscada. Agrega el queso parmesano y el queso cheddar y con ayuda de un batidor mueve hasta que se fundan y reserva.
• En una sartén funde la mantequilla, y acitrona la cebolla, agrega la langosta y cocina por un par de minutos, flamea con coñac y añade el vino blanco, agrega los champiñones, la salsa bechamel y el Café Jacobs®, con ayuda de una cuchara mueve hasta integrar por completo.
• En una charola coloca los caparazones de langosta y rellénalos con la preparación previamente hecha, coloca un poco de queso parmesano y hornea hasta que se gratine y esté doradito.
• En un plato coloca los caparazones rellenos y decora con granos de café triturados y disfruta.