Tiger Woods no regresará a la Ciudad de México y será la gran ausencia del WGC-México Championship. Se especulaba que el golfista estadounidense estaría de vuelta para repetir su preparación rumbo al Masters, no obstante, pasaron las horas del viernes (fecha límite para confirmar) y el 15 veces ganador de Major, nunca se comprometió.

No es algo extraño que Woods confirme su asistencia a los torneos con poco tiempo de anticipación, incluso en 2019 avisó que jugaría el WGC- México Championship el miércoles de la semana previa al evento.

Las dudas respecto a la participación, en 2020, del octavo del ranking mundial, comenzaron el martes pasado cuando en la conferencia previa al Génesis Invitational expresó que aún no sabía si jugaría en México. La situación se agravó cuando terminó su segunda ronda en el Riviera Country Club (T46 ) y dijo:

“No, no he decidido (si iré a México)… He estado tan ocupado con este evento (Genesis Invitational) que no he puesto atención en la próxima semana”.

Luego de pronunciar esas palabras, el 15 veces ganador de major, tenía alrededor de cuatro horas para anunciar, por medio del PGA Tour, que competiría en el Club de Golf Chapultepec.

Para gran infortunio de cientos de aficionados que acompañaron a Woods en 2019 (T10 – 276 golpes), pasaron las horas, llegó la fecha límite y la organización nunca supo nada del ex-número uno del mundo.

La ausencia de Tiger se une a la de otros golfistas de renombre dentro del Top 50 como los estadounidenses Brooks Koepka (2º), Patrick Cantlay (8º) y Rickie Fowler (26º), así como el británico Justin Rose (10º), el sueco Henrik Stenson (27º) y el australiano Jason Day (38º).