Tuesday, January 23, 2018
Lunes, 24 Julio 2017 20:48

Salmón asado con miel de maple y pepinos encurtidos

Valora este artículo
(0 votos)

La dulzura de la miel de maple se equilibra muy bien con el sabor agridulce de los pepinillos encurtidos.

Ingredientes:

• 1 kg de filete de salmón, con piel
• 4 cdas. de miel de maple
• 1½ cdas. de sal de mar
• 1 cda. de semillas de hinojo, tostadas y ligeramente molidas
• 4 cdas. de eneldo fresco picado
• 1 cda. de aceite de oliva virgen extra
• 1 pepino grande, pelado
• 2 cdas. de vinagre de vino blanco
• 2 cdas. de azúcar
• 1 chile rojo, sin semillas y picado
• 4 cdas. de yogurt griego

Preparación:

1. Deshuesar el salmón y colocar en un recipiente grande. Mezclar la miel de maple, una cucharada de sal, las semillas de hinojo y el eneldo. Cubrir el pescado con esta mezcla, voltear para cubrir el lado opuesto y colocar con la piel hacia arriba. Envolver con plástico autoadherente, colocar un plato o una tabla sobre el pescado y refrigerar toda la noche.

2. Al día siguiente, aproximadamente una hora antes de cocinar, retirar el pescado de la marinada, desechar el exceso de hierbas y especias y secar ligeramente con papel de cocina. Cepillar con un poco de aceite.

3. Para hacer el pepino encurtido, cortar el pepino a la mitad y desechar las semillas. Cortar la carne en rebanadas de tres milímetros y colocar en un recipiente. Calentar el vinagre, el azúcar, la sal restante y el chile en una cacerola pequeña. Cuando el azúcar se disuelva, agregar el pepino. Revolver bien y dejar marinar durante una hora. Escurrir el líquido y devolver al recipiente. Agregar el yogurt y revolver bien.

4. Precalentar la parrilla a fuego alto. Colocar el salmón con la piel hacia abajo en una rejilla para parrillar forrada con papel de aluminio. Asar el salmón a unos cinco centímetros del calor durante 10 minutos hasta que el pescado comience a dorarse bien y se sienta firme al tacto. Dejar reposar durante 10 minutos. Servir con eneldo picado y ensalada de pepino.

Maridaje F&T

Vino blanco de chardonnay, con aromas cítricos, manzanas y avellanas, de gran frescura y cuerpo medio. (Por ejemplo: Afrodita, La Trinidad).