Saturday, December 16, 2017
Sábado, 18 Noviembre 2017 16:26

Mariah Carey pasa por el bisturí para perder peso

Valora este artículo
(0 votos)

Mariah Carey ha reconocido sentirse avergonzada de su cuerpo en más de una ocasión. La cantante de 47 años dice recibir a menudo críticas por su físico, especialmente en las redes sociales, y eso es algo que, aunque le pese, ha acabado marcando su forma de ser.

Pero el exceso de kilos no solo ha acabado afectando a su autoestima, sino que también, tal y como ha asegurado la diva, le supone un mayor esfuerzo para bailar y moverse en el escenario. Es principalmente por esta razón por la que decidió someterse a una cirugía de banda gástrica hace poco más de un mes.

“Mariah siempre se ha sentido orgullosa de sus curvas, pero este verano, cuando terminó los conciertos en el Caesars Palace de Las Vegas y se fue de gira con Lionel Richie, notó que se le hacía más difícil bailar. Además, estaba recibiendo muchas críticas sobre su cuerpo”.

La intérprete de éxitos como All I Want For Christmas is You se puso en manos de un experto cirujano en Beverly Hills, California, que le extirpó parte del estómago con el objetivo de que la paciente se sintiera saciada más rápidamente y consumiera menos alimentos. Una fuente médica cercana a la artista ha asegurado que, en esta intervención concreta, la recuperación es rápida y la cicatrización mínima, puesto que se puede hacer a través de una pequeña incisión. “Mariah ya está viendo buenos resultados y se siente mucho mejor”

La decisión no ha sorprendido a sus fans, pues Mariah es una de las estrellas más asiduas a utilizar programas como PhotoShop, para mejorar su apariencia estética, luciendo así una figura más delgada. Un claro ejemplo, que fue rápidamente visto por sus followers, fue una imagen publicada el año pasado para Acción de Gracias en la que se le veían los muslos exageradamente finos.

No es la primera vez que la cantante pierde peso, pues ya se deshizo de 30 kilos después del nacimiento de sus gemelos en 2011. Entonces, tal y como asegura ella, no se sometió a ninguna intervención ni a ningún milagro, sino que fue obra de una dieta estricta y un plan de ejercicios muy constante.

“Nunca me pesé. La gente pensará que miento, pero es verdad. Soy una chica alta y de huesos grandes, así que siempre peso más. Mi báscula era probarme un vestido que hacía tres años me quedaba bien y según me quedara bien o mal así estaba mi cuerpo”, decía en ese momento.

Visto 21 veces