Saturday, December 16, 2017
Sábado, 18 Noviembre 2017 16:22

La nueva forma para comunicarse de ICE que atemoriza a los indocumentados

Valora este artículo
(0 votos)

El servicio de inmigración dice que no comenta sus procedimientos de captura y asegura que los inmigrantes pueden llamar de forma anónima a un teléfono si creen que están siendo objeto de una estafa.

Imagina que eres un indocumentado asustado por la deportación y de pronto recibes una citación de ICE en tu propio celular. El servicio de inmigración está utilizando un nuevo sistema de comunicación que tiene atemorizados a muchos inmigrantes: mensajes de texto a través del teléfono.

La revista Newsweek reporta en su último número que desde el pasado mes de septiembre agentes federales se han comunicado de este modo con indocumentados para forzarlos a colaborar con las autoridades en los procesos de deportación.

“La base de datos del servicio de inmigración tiene información de miles de inmigrantes, y en algún momento las personas han aportado sus números de teléfono al gobierno”, explicó José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida. “Ahora están utilizando nuevas tecnologías para comunicarse con ellos”.

Guerrero advirtió que los mensajes de texto reemplazan el antiguo procedimiento que era por medio de una carta enviada a través del servicio postal.

A la pregunta de si se trata de una técnica legal, el abogado dijo que “ellos (el gobierno) no están interviniendo los teléfonos de las personas a quienes les están enviando un mensaje de texto, sólo les están pidiendo que se presenten a sus oficinas para discutir sus casos”.

“Pero en caso que decidan intervenir el teléfono de un inmigrante, deben conseguir primero la orden de un juez competente”, advirtió.

La revista dijo que la nueva técnica, además de romper el procedimiento operativo de ICE, abre la puerta para que los estafadores imiten esta conducta y cometan fraudes.

El fraude, desde hace años, ha sido declarado una epidemia que ha causado daños considerables a la comunidad inmigrante. El problema es de tal magnitud, que en octubre del 2012 la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) lanzó una agresiva campaña nacional para combatirlo.

Guerrero recomendó que, en caso que un inmigrante con o sin papeles reciba un mensaje de texto, “no lo borre, y busque ayuda de un abogado para que lo asesore y lo represente ante el servicio de inmigración”.

El abogado dijo además que, “para saber si se trata de una persecución o amenaza del gobierno, hay que ver el texto, el contenido del mensaje. Por eso es importante no borrarlo”. Y añadió que el receptor de un mensaje de texto “tiene el derecho a contestar o no hacerlo”.

Visto 19 veces